Calderas de biomasa y pellet: funcionamiento y ventajas

Hoy hablamos de una caldera ultra-ecológica que se ha convertido en la mejor alternativa para sustituir a los  sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria tradicionales (Gas natural, gasoil o electricidad). Nos referimos a las calderas de biomasa, que se diferencian por utilizar energías renovables para proporcionar la máxima eficiencia energética a tu hogar. 


Calderas de biomasa para piso y vivienda unifamiliar

Lo bueno de este tipo de calderas es que extrae su energía calorífica de materiales naturales como leña, astillas de madera, pellets, residuos de cosechas, huesos de aceituna… y cualquier otro tipo de desecho orgánico de la naturaleza.

La particularidad es que al ser un combustible sólido su suministro se realiza a granel o en sacos.

Estos sacos se almacenan en unos depósitos (silos) y se suministran de forma continua a la caldera de forma que su funcionamiento es muy similar a una caldera de gas o gasoil. Por medio de un tornillo sinfin se regula la velocidad el suministro a la caldera y se puede variar su potencia.

Las calderas con biocombustible se emplean principalmente para usos térmicos de calefacción y acs en grandes recintos como hospitales y edificios públicos, pero su demanda cada vez es mayor para entornos domésticos como viviendas unifamiliares ubicadas en el mundo rural.

Qué es una caldera de biomasa para ACS y calefacción

Es un artefacto empleado para calentar agua sin emitir gases contaminantes que causan el efecto invernadero. Su particularidad es que el material que quemas es sólido.

Pero sirve para los sistemas de calefacción (radiadores o suelo radiante) y climatización de una vivienda igualmente que si utilizaras una caldera de gasóleo o gas natural.

La ventaja de las calderas de biomasa es que se diseñan para garantizar el mayor ahorro económico posible y no emitir sustancias tóxicas a la atmósfera. Sólo que este diseño repercute en su precio, más elevado que el de un calentador de agua tradicional.

Como curiosidad, comentar que su tecnología es la más fiable y moderna: en varios modelos puedes encender la caldera dos horas antes de llegar a casa, simplemente enviando un mensaje a su centralita desde tu teléfono móvil. 

De esa manera entrarás en tu hogar percibiendo un ambiente confortable y calentito, cosa que en invierno se agradece.

¿Por qué estas calderas te hacen ahorrar?

En primer lugar porque genera una gran rentabilidad, además de independencia económica de los combustibles de petróleo. Esto se explica porque el coste de la biomasa no depende de las fluctuaciones de los mercados internacionales.

Hay que decir que aunque la compra de la caldera supone un gasto inicial alto, luego el consumo es mínimo. Así que empiezas a recuperar el dinero invertido ya desde el primer mes.

• El precio del combustible fósil aumenta cada día.

• En cambio el coste de los pellets (principal combustible de las calderas de biomasa)  es mínimo, y cada vez se abarata más.

Podemos decir que el ahorro en combustible es total. Un ejemplo de sus ventajas económicas es que te permite ahorrar unos 1000€-1500€ al año. La consecuencia de esto es que en 3 años ya amortizaste de sobra la caldera.

• La caldera de biomasa es infinitamente más rentable que una caldera de gasóil.

• Sin embargo si comparada con una de gas natural… habría que hacer números.

Porque el coste del gas natural también es bajo y quizá en ese caso no convenga el cambio.

 

¿Por qué decimos que es ecológica?

En la combustión de la biomasa se produce CO2, y  el incremento de la concentración de dicho gas en la atmósfera es un efecto contaminante, ¿cómo podemos decir que la combustión de biomasa no es contaminante?

Pues muy sencillo, esto es así porque la quema de biomasa o combustibles vegetales no contribuye al incremento de los niveles de CO2 en la atmósfera.

 

¿Y por que no?. 

 

Pues porque el CO2 que resulta de la combustión de las plantas es el mismo que éstas, durante su crecimiento, han ido absorbiendo del aire que las rodea, pudiendo éste ser empleado de nuevo para el crecimiento de nuevas plantas. De esta forma, el balance de CO2 en la atmósfera al final del ciclo, es neutro.

 

 

Esta es la  razón por la que esta caldera no emite gases contaminantes, lo que significa que el combustible es limpio y ecológico, formado por desechos orgánicos procedentes de la limpieza de montes (podas, rastrojos) y restos de la industria de la madera.

Por eso un punto importante de la biomasa es que ayuda a limpiar los bosques para prevenir incendios.

Actualmente en los certificados energéticos obligatorios para vender o alquilar inmuebles se valora la eficiencia del mismo a través de una letra que va desde A (la mejor) hasta G (la peor).

Pues bien, en ese tipo de valoración influye mucho el tipo de energía que utiliza la vivienda: si la cocina, calefacción, agua caliente funcionan con electricidad, gas natural, propano…

Si utilizas energía eléctrica para todo, obtendrás una calificación pésima. Porque se entiende que la generación de esa energía eléctrica ha causado mucha contaminación ambiental.

 

En cambio, si dispones de una caldera de biomasa, sus emisiones contaminantes serán cero. Y eso te permitirá calificar tu vivienda (o local) con una letra “A” que indicará que la eficiencia energética es máxima

Cómo funciona una caldera de biomasa

El funcionamiento de estas calderas se basa, como hemos visto, en el empleo de un combustible sólido.

Ese suministro se puede comprar a granel o empaquetado, por lo que tendremos que almacenarlo en algún lugar cerca de la caldera. El aparato irá tomando ese combustible a través de la acción mecánica de un tornillo sin fin.

1. En la zona de la parrilla se carga el material para que se queme. Ahí es donde se extrae el gas que contiene la biomasa.

2. La caldera tiene otra zona por la que entra el aire, que aviva la llama.

3. Finalmente en la zona de post-combustión se calienta el agua que pasa por dentro de la caldera, circulando por un intercambiador.

4. Ese agua se calienta y luego es conducida a los grifos, radiadores, o a calentar la piscina.

Esto tiene un pequeño inconveniente, y es que a lo largo del año (serán unas 4 o 5 veces) tendrás que ir retirando las cenizas que se vayan acumulando en el cenicero debajo de la parrilla.

 

Pero hoy en día ya existen calderas que comprimen esas cenizas de manera automática, para que te sea fácil retirarlas después.

Biocombustible más empleado en estas calderas

Las astillas de madera son pequeños elementos residuales de la poda de árboles frutales, de olivos, de desechos agrícolas.

También se originan como residuos procedentes de la limpieza de los montes, cuando se arrancan rastrojos y arbustos secos en las tareas de prevención de incendios.

Un tercer productor de arcillas son las empresas de madera, cuyas esquirlas, esquinas y cortezas sobrantes se aprovechan como fuente de energía calorífica

 

El pellet es el resultado de comprimir serrín, astillas y virutas de madera. El producto resultante son unos pequeños cilindros prensados que se suministran en sacos, y que son el combustible más usado para las calderas de biomasa.

Es importante incidir en que esos productos se generan a partir de desechos de madera según procedimientos controlados indicados en una normativa muy rígida.

Es decir, que no puedes ir al monte a cortar un árbol para hacer pellets sin pedir permiso. Porque te expones a cuantiosas multas por parte de las autoridades de vigilancia forestal.

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Karina Mccay (miércoles, 01 febrero 2017 21:00)


    I pay a quick visit daily a few web sites and blogs to read posts, but this website provides quality based content.

  • #2

    Ezequiel Stamper (viernes, 03 febrero 2017 22:04)


    When someone writes an post he/she maintains the thought of a user in his/her brain that how a user can be aware of it. So that's why this article is amazing. Thanks!

  • #3

    Adriana (viernes, 03 febrero 2017 22:38)

    Muy interesante!! Os gustara leerlo!